La conspiración del planeta Marte y sus misterios ocultos Cuarto Contacto Mx

La conspiración del planeta Marte y sus misterios ocultos

Share This

En el 51 aniversario del lanzamiento de la bomba atómica sobre Hiroshima (Japón).

El director de la agencia espacial norteamericana anunció ante la prensa el hallazgo de vida en Marte. Días después se dijo que el anuncio se hizo para no perder presupuesto. Maniobras similares han tenido lugar después: ¿Hay una conspiración sobre Marte?

Por: Josep Guijarro

“Un, dos, tres, un pasito pa’lante… Un, dos, tres, un pasito pa’atrás”. La letra de este conocido éxito de Ricky Martín, viene como anillo al dedo para referirme a la posición de la ciencia en general -y la NASA en particular-  referente al hallazgo de vida extraterrestre. Un vaivén más acusado si cabe, cuando esa posibilidad de vida alienígena está ligada al planeta Marte.

Son tantos los cambios de criterio que uno llega a pensar si hay una mano negra, una suerte de conspiración que afecta a las noticias del planeta rojo.

En julio de este año la sonda europea Mars Express descubrió, a kilómetro y medio de profundidad, lo que podría ser un lago de agua líquida. ¡Eureka! El líquido esencial para la vida. A nadie se le escapa que encontrar microbios marcianos –o en cualquier otra parte del universo— sería uno de los descubrimientos científicos más importantes que  solo superaría el hallazgo de vida inteligente en otro lugar de la galaxia.
Los científicos de la misisón juegan con ventaja. En 1984 fue hallado en la Antártida, un meteorito de 450 millones de años de antigüedad. Su análisis le otorgó un origen marciano. Al parecer, un impacto en el planeta rojo desprendió de la superficie y vagó por el espacio hasta que la gravedad de la Tierra lo atrajo y cayó en el cráter Alan Hills. La sorpresa vino cuando en su interior se hallaron fosilizados unos microscópicos organismos que procedían de su planeta de origen: Marte.

En otras palabras, la ciencia, la NASA, la ESA y todas las demás… ya saben que hubo vida en nuestro vecino rojo. Es más, el hallazgo hizo que la Agencia Espacial Norteamericana se replanteara los resultados hechos públicos en 1976 de su investigación en la superficie de marciana para la búsqueda de vida orgánica.

Recordemos que la sonda espacial Viking llevaba a bordo unos minilaboratorios que según la NASA no habían encontrado rastro alguno de vida. Eran básicamente tres pruebas:

Añadir una pequeña dosis de anhídrido carbónico y dióxido de carbono a una muestra de suelo para saber si se producía algún proceso metabólico basado en la fotosíntesis. El resultado fue positivo.
Una segunda prueba añadía a otras muestra de tierra una solución química de Carbono 14 para que los eventuales microorganismos marcianos la absorbieran y liberaran materias orgánicas. El resultado fue positivo.

La última comprobación consistía en comprobar si los microorganismos marcianos intercambiaban gases con su entorno, como lo hacen en la Tierra. El resultado fue que los microorganismos emitían oxígeno en vez de desprender los gases esperados. Eso bastó  para que la NASA determinara que no había vida en Marte.

Dos años más tarde, la revista New Scientist acusó de parcial los resultados ya que "estos hallazgos hubieran sido considerados como evidencia incontrovertible de actividad biológica en un suelo terrestre".

De hecho, en 2012,  un equipo del Carnegie Institution for Science, determinó que el carbono orgánico encontrado en 10 meteoritos procedentes de Marte no se debía a la contaminación de la Tierra. Esto alienta la posibilidad de que los marcianos sigan ahí, bajo la superficie del planeta rojo, en un océano líquido.
Uno para adelante, otro para atrás… ¿recuerdas? Pues ahora resulta que el carbono orgánico de Marte pudo haberse originado en una serie de reacciones electroquímicas entre líquidos salinos y minerales volcánicos y no por el intercambio de gases de un organismo.

Eso, al menos, asegura un reciente trabajo publicado en 'Science Advances'. Las moléculas orgánicas contienen carbono e hidrógeno, y eventualmente incluyen oxígeno, nitrógeno y otros elementos, es decir, los compuestos orgánicos se asocian con la vida… aunque, según los autores, también pueden crearse mediante procesos no biológicos, que se conocen como química orgánica abiótica.

Tales procesos podrían darse cuando el carbono orgánico haya sido creado por la corrosión electroquímica en las rocas marcianas por una salmuera líquida salada circundante.

Como la temperatura en superficie es de -63ºC es posible que el océano descubierto por la sonda Mars Express  se haya mantenido líquido debido a la sal… ¿Explica esto que no hay vida en Marte y que todo se debe a una casualidad?

Muchas casualidades las que atesora el planeta rojo en su exploración, desde aquellos canales de Schiaparelli y Lowell que resultaron ser problemas de las lentes, a las sondas perdidas en su superficie, extrañas transmisiones y formaciones geológicas llamativas. Son tantas las anomalías de nuestro vecino en el Sistema Solar que bien parece una conspiración de libro para silenciar que en Marte, hubo o hay vida… y, puede que más inteligente que la de la Tierra. Pero, ojo, eso no es una afirmación sino una conjetura. Para ir pa’atrás siempre estaré a tiempo… como los científicos.


Post Bottom Ad

Pages