Cuando donar órganos no es voluntario en México Cuarto Contacto Mx

Cuando donar órganos no es voluntario en México

Share This
Cuando-donar-órganos-no-es-voluntario-en-México
El comercio de órganos existe, pero debemos olvidar esas historias sobre personas que amanecen en la tina del baño de un hotel, sumergidas en hielos y con un órgano menos; esas son historias de alarma, dice la doctora Josefina Alberú Gómez, presidenta de la Sociedad Mexicana de Trasplantes y es integrante del Departamento de Trasplantes del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ).
Por Agencia Informativa Conacyt

Robar un órgano de esa manera no es viable; para realizar un trasplante se necesita conocer el estado clínico del donador, su tipo de sangre y su compatibilidad inmunológica con el posible receptor, esto requiere estudios largos y complejos. Lo que sí existe son las redes internacionales que se aprovechan de las necesidades económicas de las personas en comunidades vulnerables y les ofrecen dinero o las extorsionan para que acepten “donar” un órgano.

Mercado ilegal y las redes internacionales de tráfico de órganos.

1-orgdona0418.jpg
Estas redes buscan a personas de bajos recursos y les ofrecen una compensación económica por “donar” uno de sus órganos. Después arreglan que el donador viaje al lugar de origen del receptor, que el receptor viaje al lugar de origen del donador o que ambas personas viajen a un tercer país donde, generalmente, no existen las condiciones para realizar una vigilancia estricta.

Estas redes generaron prácticas terribles en todo el mundo, por ejemplo, el caso de un red con cabeza en Tel Aviv, que arreglaba la venta de órganos de personas de bajos recursos en Brasil a pacientes internacionales que pudieran pagar cifras cercanas a los 60 mil dólares, desde luego, el donador no recibía prácticamente nada de esta transacción y era regresado a su país sin los cuidados médicos necesarios; en México, está el caso de un empresario mexicano que viajó a Perú para obtener un órgano de manera ilegal y que falleció debido a complicaciones médicas, explica Josefina Alberú.

Estas prácticas también incluían la extorsión y funcionarios de los Estados podían estar involucrados, como lo que sucedía en China, donde casi 90 por ciento de los órganos para trasplante provenía de personas ejecutadas por cometer algún crimen.

La comunidad internacional no pudo permanecer indiferente ante el fenómeno y en 2008, la OMS reunió a 150 representantes médicos y científicos, entre los cuales estaba Josefina Alberú, para redactar la Declaración de Estambul sobre el tráfico de órganos y el turismo de trasplantes.
“Este es un punto en el que se está poniendo mucha atención en la actualidad, tiene que haber una legislación que actúe de manera mancomunada entre los países para detener estas redes internacionales que se dedican a buscar a las personas más vulnerables, para que sean ellas precisamente las donadoras de órganos”.
Josefina Alberú considera que se ha avanzado mucho en el control de la comercialización de órganos, y pone el ejemplo de Arizona, en donde se podían encontrar anuncios comerciales que ofrecían el trasplante de un órgano en el extranjero, y de paso hospedarse en un hotel cinco estrellas. Algo que ahora sería impensable.

Otro ejemplo es el de Colombia, que era considerada un foco rojo por la OMS, pues en 2005, 16.5 por ciento de los trasplantes que se realizaban en el país era para extranjeros, pero en la actualidad la cifra bajó a 0.38 por ciento. También está Israel, que prohibió a las aseguradoras pagar trasplantes en el extranjero a sus ciudadanos y comenzó a promover el programa de donantes fallecidos.

La presidenta de la Sociedad Mexicana de Trasplantes reconoce que hoy en día, en la mayor parte del mundo, los trasplantes se hacen de manera correcta, siguiendo los principios éticos que la OMS establece. Pero que incluso así, los médicos deben estar preparados para situaciones más sutiles en las que los individuos se presenten como donadores altruistas escondiendo una historia de intereses y coerción.


Post Bottom Ad

Pages