¿Y Si la Luna No Existiera? Cuarto Contacto Mx

¿Y Si la Luna No Existiera?

Share This
En este ejemplo, se forma un mundo idéntico a la Tierra. A este mundo le llamo Solon para enfatizar su existencia solitaria. 
¿Y Si la Luna No Existiera? 

Duracion del dia 

La duración del día En Solon, las únicas mareas serían las producidas por el Sol. El Sol contribuye con un tercio de las mareas de hoy en día. Por lo tanto, Solon aún experimentaría algunas mareas y su rotación aún seguiría retrasándose, pero no tanto como la de la Tierra. El día en Solon duraría solamente ocho horas en el tiempo presente de su vida, 4,600 millones de años después de haberse formado. 



Vientos 

Mientras más rápido rota un planeta, más rápido soplan sus vientos. Vemos los efectos de una rotación extrema en Júpiter, que rota cada 10 horas. Ahí, los vientos son halados y forman patrones que fluyen en la dirección este-oeste, con mucho menor movimiento en la dirección norte-sur de lo que ocurre actualmente en la Tierra . Además, las velocidades de los vientos en Júpiter son normalmente entre 100 y 200 millas por hora (160 y 320 km por hora). Esto nos indica que los vientos en Solon fluirían más del este al oeste de lo que lo hacen en la Tierra y que sus velocidades serían mucho más altas. Vientos de 160 km por hora soplarían diariamente, y los huracanes tendrían vientos con velocidades aún superiores. 



Orígenes de la vida 

Las mareas lunares altas llenaron los océanos primitivos de la Tierra con los productos químicos necesarios para que la vida evolucionara bajo la influencia de la radiación del Sol. Mientras que Solon recibiría la misma radiación, sus océanos se llenarían a paso de tortuga con los productos químicos que son los bloques de construcción de la vida. Las mareas insignificantes en el joven Solon contribuirían muy poco al enriquecimiento de los océanos. 



La manera principal en que los productos químicos entrarían al océano sería con el fluir de los ríos. Esto mismo lo vemos suceder actualmente en las desembocaduras de los ríos, pero la proporción es excesivamente lenta comparada con los efectos de las monstruosas mareas. Por lo tanto, hubiera tardado más tiempo el llenar los océanos con una masa crítica de productos químicos. Como resultado, probablemente la vida hubiera tomado mucho más tiempo en desarrollarse. 

Evolución biológica 

Tanto los vientos más rápidos como los días más cortos en Solon habrían causado efectos mayores en la evolución. Los vientos hubieran mediado contra formas de vida altas que no son estabilizadas por su propio peso, por sus cuerpos anchos o por sus raíces profundas. Las palmeras son un buen ejemplo de una forma de vida improbable en Solon: estos árboles tienen un sistema de raíces poco profundas y los vientos fuertes las tiran fácilmente.  

Las formas de vida que habitan en los árboles pasarían muchos apuros en Solon, puesto que ahí los árboles altos se mecerían mucho más de lo que lo hacen en la Tierra. Esto no quiere decir necesariamente que no habría criaturas semejantes a los monos. Mejor dicho, esto quiere decir que esas criaturas tendrían que responder aún más a su ambiente que las criaturas arbóreas en la Tierra. Esto en realidad podría producir cerebros aún más complejos en los habitantes de los árboles en Solon y, tal vez, diferentes capacidades mentales. 

Trate de imaginarse lo que sería la vida día tras día con solamente tres o cuatro horas diarias de luz del Sol. En primer lugar, las formas de vida desarrollarían relojes biológicos con ciclos diferentes de los de la Tierra. Muchas actividades de las formas de vida terrestre están reguladas por relojes biológicos internos: el despertar, el dormir, el hambre y el apareamiento dependen de los ritmos circadianos. Algunos estudios han demostrado que los relojes biológicos en la mayoría de las criaturas no tienen un ciclo de exactamente 24 horas. 



Por ejemplo, el ritmo circadiano humano dominante tiene un ciclo de 25 horas. Afortunadamente, la salida del sol vuelve a poner a tiempo los relojes que no duran precisamente 24 horas. Pero esto solo puede suceder si un reloj biológico está dentro de los límites de tres horas más o tres menos del ciclo del día y la noche. 

 En Solon, con su día de ocho horas, los animales poseedores de relojes biológicos similares a los de la Tierra estarían rápidamente fuera de sincronización. Estarían durmiendo cuando deberían estar despiertos, cazando cuando deberían estarse apareando, y así por el estilo. Se volverían vulnerables al ataque de animales de rapiña mejor adaptados.



Aquí hay algunas respuestas comunes a la pregunta "¿Y si la Luna no existiera?" 

Post Bottom Ad

Pages