Header Ads

Tweet

Diez claves para grabar y escuchar psicofonías


Primero se grabaron en rudimentarios aparatos mecánicos.
Con la aparición de equipos electrónicos más sofisticados, las psicofonías se hicieron populares y accesibles a cualquier experimentador. En el siglo xxi, con la llegada de la tecnología digital, se abren nuevas perspectivas para la investigación de uno de los enigmas más sorprendentes de la historia de la parapsicología.
Te proporcionamos algunas claves:
PARA GRABAR PSICOFONÍAS
1. En cuanto al equipo necesario, una grabadora digital o un ordenador portátil suele ser lo más práctico. Sin embargo, muchos experimentadores prefieren utilizar aparatos analógicos de cinta. En este caso, hay que tener en cuenta que deben utilizarse cintas vírgenes, ya que las reutilizadas nunca quedan lo suficientemente borradas y pueden permanecer registros anteriores.
2. El lugar ideal para experimentar es un espacio conocido. Por ejemplo, una habitación de nuestra casa. De este modo sabremos cuáles son los sonidos habituales que se producen y correremos menos riesgo de que podamos confundir un ruido con una psicofonía.
3. Es conveniente utilizar un ruido de fondo como portadora. Por ejemplo, una fuente de ruido blanco, un soplido pregrabado u otro similar. Además de ofrecer resultados más exitosos, la portadora mantiene los niveles de grabación estables, ya que las grabadoras suelen estar equipadas con un sistema de control de volumen automático que, cuando está todo en silencio, sobreamplifica lo que capta el micrófono y un sonido lejano puede parecernos una psicofonía cuando, en realidad, se trata de un ruido convencional.
4. La paciencia es una virtud indispensable a la hora de experimentar. Es posible que en las primeras sesiones, y en muchas otras posteriores, no se obtengan resultados.
5. Prestar atención a todos los sonidos que puedan producirse durante la grabación. No dejar el equipo de grabación y despreocuparse hasta el momento de la escucha. Un sonido complejo –por ejemplo, el crujir de una madera– puede ser malinterpretado como una psicofonía.
PARA ESCUCHAR PSICOFONÍAS
6. Hay que entrenar el oído. Las voces psicofónicas suelen ser muy débiles y muchas veces están eclipsadas por el ruido de fondo.
7. Usar auriculares, especialmente los que cubren la oreja y están aislados del exterior. Esto ayudará a centrar el oído en la escucha.
8. Es conveniente que una posible psicofonía sea escuchada por el mayor número de personas, sin condicionarlas previamente sobre qué es lo que se escucha. Cuantos más oyentes coincidan en el contenido, más fiable será la interpretación.
9. Ecualizar las voces con un programa adecuado. Hay muchos y algunos son gratuitos. Un buen filtrado permite discernir con mayor claridad cuál es el contenido de una voz psicofónica.
10. Otra opción para mejorar la escucha es utilizar un sistema de reducción de ruido. En todo caso, es recomendable guardar una copia de la grabación original para comparar posteriormente.

No hay comentarios