Header Ads

Tweet

Turista británica filma una nueva aparición del monstruo del Lago Ness

La fotografía del Coronel Robert Kenneth Wilson en 1934 es uno de los más famosos avistamientos de NessieNessie sigue vivo. Hayley Johnson, una turista británica tomó a principios de mayo, una nueva e inquietante imagen del monstruo del lago Ness después de ocho meses sin apariciones.
El primero de mayo de 2017, una turista británica fotografió con su smatphone una silueta que sobresalía del nivel del agua y de las olas de Urquhart Bay, en las inmediaciones del Lago Ness, según informa el diario The Daily Mail.
Desde hacía ocho meses no se habían producido avistamientos de la misteriosa criatura, apodada Nessie por sus seguidores. Las imágenes obtenidas por esta turista de 51 años son -pues- un alivio para los buscadores del esquivo «mostruo» escocés, tal y como lo reflejan las declaraciones de Gary Campbell, presidente del Official Loch Ness Monster Fan Club: “Estoy aliviado y encantado con este avistamiento, y también lo estará todo el planeta –comentó-, pues mientras durante 2016 fue visto varias veces, por casi un año parecía haber desaparecido”.


Según Campbell, aunque Nessie, el famoso monstruo del lago Ness, se ve en el invierno,  es mucho más frecuente verlo durante el verano. Por eso era inusual que no se hubieran producido nuevos avistamientos desde el pasado 21 de agosto de 2016.
La turista británica, Hayley Johnson, de 51 años filmó con su iPhone estas imágenes difundidas por el Daily Mail UK.

El Lago Ness no es el único lugar del mundo en el que se han avistado extraños animales  pero sí uno de los enclaves monitoreado permanentemente para la búsqueda de la misteriosa criatura.
La última iniciativa científica concluyó hace un año cuando, un equipo de investigación liderado por Adrian Shine, que trabaja desde 1973 en la interpretación de la dinámica y la diversidad de los lagos profundos, exploró mediante un robot submarino el fondo del Lago Ness en busca de su guarida. 
Las imágenes de sonar de la llamada operación Groundtruth, capaces de mapear grandes áreas de hasta 1.500 metros de profundidad, determinaron que en el lago "no existe" ninguna guarida para este animal.
Con todo, los lugareños constatan como las historias sobre el «monstruo» han circulado en el lago desde hace 1.500 años, aunque la precisión, credibilidad y veracidad de tales historias siempre ha sido puesta en cuestión.
Ahora, por cierto, el Ministerio del Interior rechazó recientemente una oferta de un grupo de artistas de Glasgow para conceder al monstruo de Loch Ness residencia permanente Reino Unido después de Brexit.

No hay comentarios