Header Ads

Tweet

El mítico canto de los grillos

Por: Betzabe Hernández


Una de las especies más cantoras y que todos hemos escuchado alguna vez es el “Grillo”, este extraordinario animal que con el sonido de sus alas atrae a su hembra.

El gorjeo de los grillos -sonido de fuerte tono que atrae a las hembras- comienza con la fricción de las alas frontales para luego expandirse a la superficie. Estos insectos pueden producir de cuatro gorjeos a doscientos por segundo.

Existen distintas especies de grillos, la especie Gryllus bimaculatus originalmente proviene del sur de Europa y se propagan por el norte de Africa y Asia. Este atractivo grillo se encuentra activo especialmente en la noche y es también una especie termófila pues es atraída por aquellos sitios que se encuentran calientes de lo cual también dependerá la agilidad de frote de sus alas, con un color negruzco.

En la Universidad de Cambridge, en Reino Unido, la científica mexicana Edith Julieta Sarmiento Ponce en su doctorado con ayuda de una beca del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y en colaboración con su supervisor Berthold Hedwig, estudia la fonotaxis un sonido que logran los grillos por medio de sus alas para captar la atención de su pareja, específicamente de la especie Gryllus bimaculatus.

En el proceso de la fonotaxis los grillos macho lanzan una “canción de llamada” para atraer a la hembra la cual puede alcanzar una intensidad de aproximadamente 95 decibeles, que es proporcional a el sonido que emite una podadora de césped.

Una vez que el macho comienza a producir su sonido tan peculiar no quiere decir que la tarea de encontrar a una hembra está terminada, pues una hembra madura tardara en promedio de cinco a seis días en ser atraída por el sonido del grillo. Después el valiente grillo comenzara a emitir una canción distinta que será de “cortejo” para convencer a la hembra de aparearse.

Por otro lado la superficie en donde caminan estos insectos es primordial para tener mejores resultados fonotácticos, según la científica Sarmiento, dicho de otro modo las hembras caminan de manera estupenda en superficies ásperas, mientras que en las lisas se resbalara distrayéndose del sonido radiado por el macho.


Sin duda alguna el estudio de estos nocturnos insectos es de vital ayuda en el futuro para el ser humano pues podría ayudar a grandes descubrimientos para personas que necesitan aparatos auditivos.

No hay comentarios