Header Ads

Tweet

Conoce las estrellas en un planetario

1 HEAD planetario1306
Nunca se imaginó que sería científico y menos que estudiaría los planetas, pero una visita al planetario Luis Enrique Erro lo emocionó tanto, que supo que su destino estaría entre las estrellas.

Esto le sucedió a Luis Carlos Welbanks Camarena, joven científico mexicano que ahora, en la Universidad de Cambridge, Reino Unido, estudia los siete exoplanetas que recientemente fueron hallados.
Como Luis Carlos, existen muchas personas que se enamoraron del universo y de la ciencia luego de hacer un viaje a las estrellas en un planetario, quizá uno de los casos más famosos es el del científico estadounidense Neil deGrasse Tyson, quien también descubrió su vocación científica en un planetario.
Al año, casi 150 millones de personas visitan alguno de los cuatro mil 145 planetarios que hay en todo el mundo, de acuerdo con el estudio Tallying The World's Planetarium, realizado por Loch Ness Productions. 
De esos cuatro mil 145 planetarios que hay en todo el planeta, en México existen 39 ubicados en casi todos los estados, según información publicada en la Gaceta Politécnica en la edición especial del 5 de junio de este año.

Desafíos de los planetarios mexicanos

Uno de los principales retos de los planetarios en México son los recursos económicos para construir o modernizar estos espacios, manifestó Peregrina Oropeza.
Destacó que si bien no son tan costosos como otras estrategias de comunicación de la ciencia o de educación, sobre todo si se toma en cuenta el impacto y el alcance, sí se requiere de una cantidad considerable. Por ejemplo, comentó que los dos planetarios que se inauguraron en 2015 en Quintana Roo tuvieron una inversión aproximada de entre 40 y 60 millones de pesos.
Otro de los desafíos que enfrentan estos espacios es que en México no hay la cantidad suficiente de personas altamente capacitadas en comunicación pública de la ciencia, especializados en discursos audiovisuales para planetarios.
Quizás los retos económicos que enfrentan los planetarios en México se podrían solventar si se involucra a la iniciativa privada, tal y como lo han hecho diversos museos como Papalote Museo del Niño, en los que invitan a una marca a patrocinar un espacio a cambio de darle presencia en su espacio.
Respecto al desafío de los especialistas, como en muchas otras áreas del conocimiento, apenas están en formación, pero en los próximos años se verán los resultados de las nuevas generaciones.
De hecho ya se están cosechando algunos frutos, ya se estrenaron algunas producciones mexicanas, por ejemplo la proyección Arqueoastronomía maya: Observadores del Universo, del Cha'an Ka'an Planetario de Cozumel, que se presentó el pasado marzo, ya fue solicitado en Chile y próximamente se presentará en Japón.

No hay comentarios