ESCÚCHAME EN

ESCÚCHAME EN
DE ESPAÑA PARA EL MUNDO

El ovni del presidente Luis Echeverría


Por Pedro Ferriz Santa Cruz
Fragmento
Ustedes saben que yo soy de la generación de 1939 de la Facultad de Derecho de la UNAM, es decir, fui compañero de algunos abogados que con el tiempo llegaron a ser muy conocidos, tal es el caso de José López Portillo, que fue presidente de México.
Yendo a nuestro asunto quisiera decirles que durante el gobierno del licenciado Echeverría, corría el cuarto año de su sexenio, un día los locutores siempre atentos a la política lo invitamos a desayunar. 
Yo ya no era presidente de los locutores, pero asistí con mucho gusto, máxime tratándose de un antiguo compañero y amigo.
Llega el presidente de México al desayuno y se levantan todos y comienzan a saludarlo, pues además él tenía un espíritu de grupo muy jovial. La plática giró en torno de mil cosas y llegó el asunto de los ovnis, en cierto modo tomado un tanto a broma, si no es que a choteo, y me querían enredar un poco para que el Lic. Echeverría se sumara a la burla de los demás; pero cuál no sería la sorpresa de aquellos jóvenes, que estábamos tan jóvenes que ni cuenta nos dábamos, que Luis Echeverría frunció el ceño y les dijo: "Yo he visto un ovni". No sabían si era broma o era verdad y se quedaron a la expectativa, entonces se oyó la voz grave de Echeverría diciendo: 
El Lic. Luis Echeverría Álvarez fue presidente de México de 1970 a 1976
"Estábamos el otro día en Cuernavaca, la noche del apagón, Amalia Hernández (la gran coreógrafa mexicana, la fundadora del Ballet Folcklórico de México), mi esposa María Ester y yo, en la terraza, en una modesta casa (y sí era modesta) que tengo en Cuernavaca. De pronto vemos como si fuera un lapicero iluminado, un ovni, o sea lo que llamamos nosotros una nave nodriza, en el firmamento, que provocó el apagón de Cuernavaca. No se movía la nave de ahí, y le dije a un ayudante: 'Háblale al Lic. Reyes Heroles', el cual vivía casi junto de ellos, en otra casa. 'Dice el licenciado que ya lo vio'. Pues ahí estábamos nosotros viendo aquel fenómeno verdaderamente inusitado, y pensé en ti -me dijo- entonces Pedro tiene razón". Todos se quedaron asombrados de que el licenciado Echeverría lo hubiera platicado.

Otro día, entre Jorge Z. de la Colina y su esposa Lupita, hija de aquel gran locutor mexicano que fue Alonso Sordo Noriega, me relataron lo siguiente: fue el presidentede la República Luis Echeverría a una inauguración de un conjunto habitacional del ISSSTE, y se armó toda la comitiva. Jorge Z. y Lupita no tenían nada que ver con el asunto, pero querían hablar con don Luis y se unieron al grupo, esperando en algún momento poder pedirle una cita o lograr algo que querían. Después de un recorrido de 2 horas, y todavía les faltaba mucho, se fueron a un comedor y llegaron todos: el director del ISSSTE, y el director del conjunto habitacional y mil gentes que andan en estas giras presidenciales y en estas inauguraciones, más Jorge Z. de la Colina y Lupita Sordo Noriega. Entran todos en bulla, en una aparente desorganización, y se sientan en un comedor muy amplio de la unidad. Ahí iban a tomar algo, tal vez un refresco o un jugo. De pronto, rompiendo el silencio que se arma porque nadie quiere hablar, aunque eran bastantes gentes más de 200 (esto fue a la semana del apagón de Cuernavaca), el presidente dice: "¿Qué opinarían ustedes de un presidente que ha visto un ovni?", y él mismo se contestó, "Pues posiblemente que esté loco. Pues tienen ustedes un presidente loco, porque Amalia Hernández, mi esposa María Ester y yo vimos un ovni el domingo", y les narró lo mismo que nos platicó en el desayuno de los locutores. Nada más que esto fue inmediatamente después, y lo del desayuno de los locutores fue casi un mes o dos meses después. Así que vino a ratificar la aparición con su doble narración.

Yo narro este caso porque es de interés para todos que un presidente lo haya visto, porque lo vio su esposa, porque lo vio Amalia Hernández y lo vio Jesús Reyes Heroles, aunque nunca le pregunté a Reyes Heroles si había estado su esposa o sus hijos presentes.

Tiempo después, cuando entra al gobierno José López Portillo y Reyes Heroles me llama para ser director de Notimex, le dije: "Tal vez, Chucho, no sea conveniente, porque yo me he distinguido por la investigación ovni y puede prestarse un poco a bromas", y él me contestó muy serio: "No es ninguna broma, es una investigación que tú estás haciendo de algo que sí existe y, al contrario, esto te da un respaldo oficial en cierta forma". Yo lo acepté porque era un amigo tan inteligente, y además era jefe de mi sector, ahora desde luego, he de decirles a ustedes que este asunto del apagón de Cuernavaca me fue confirmado por el gobernador que en aquella época era don Emilio Riva Palacio. Éste es en términos generales el asunto del apagón en Cuernavaca.

Fuente: Portal AMMCAC
Asociación Mexicana de los Medios de Comunicación A.C.

No hay comentarios